Expedientes ALFA - OMEGA

Misterio e intriga de principio a fin... curiosidades, hechos bizarros e increibles, lo "paranormal": todo lo diferente a la cotidianeidad tiene lugar en esta bitacora de fenomenos e interrogantes de dificil respuesta... porque ¡aún no hemos perdido la capacidad de asombro!

martes, marzo 23, 2004

La literatura recrea la realidad... pero la realidad puede superar a la más descabellada fantasía.

"...CREEN QUE PUEDE HABER UNOS 10 MIL MILLONES DE DOLARES A VALOR DE HOY

Buscan un fabuloso tesoro en la isla de Robinson Crusoe

Un millonario de EE.UU. excava en el Pacífico con su equipo desde hace cinco años.

Carlos Galván. .
cgalvan@clarin.com

El estadounidense Bernard Keiser se hizo millonario fabricando y vendiéndole a la NASA la tela de los trajes espaciales. Ahora, dilapida parte de su fortuna en la búsqueda de un tesoro en Robinson Crusoe, la isla del Pacífico chileno en la que transcurre la famosa novela de Daniel Defoe. Allí, según cree Keiser, se encuentra escondido un tesoro que valdría 10.000 millones de dólares.

Hace cinco años que el estadounidense y su equipo excavan sin descanso en la isla. Recién este año recibieron la primera señal que los hizo suponer que estaban en el camino correcto: encontraron diez kilos de porcelana china de la dinastía Sung de unos 880 años de antigüedad. Junto a las piezas de porcelana se encontraron una pipa de madera y botones de plata que podrían haber pertenecido a piratas ingleses.

"Es increíble. Es muy raro que este tipo de loza esté en la isla. No sé a ciencia cierta si estoy sobre el tesoro. Pero mi teoría es que se trata de una parte del tesoro que busco", dijo Keiser al diario La Tercera, de Santiago de Chile. Esos diez kilos de porcelana fueron entregados por el millonario estadounidense al Estado chileno.

Aunque es casi milenaria, esa porcelana vale para el estadounidense prácticamente lo mismo que un pedazo de pan duro. Es que lo realmente valioso es el tesoro que pretende encontrar. Se trata de 800 barriles repletos de oro que, según la leyenda, fueron enterrados en 1714 en esa isla por Juan Esteban Ubilla y Echeverría, un noble español que conspiraba contra los Borbones. El español era general de la flota de Veracruz, México, y el oro correspondía a un tributo azteca.

Según la historia, posteriormente piratas ingleses desenterraron los barriles. Pero como el barco en el que iban a transportarlos quedó destruido por un motín de los marineros, debieron volver a enterrarlos en otro lugar de la isla. Desde entonces seguirían escondidos allí.

Leopoldo González, alcalde del archipiélago Juan Fernández —está formado por las islas Santa Clara, Marinero Alejandro Selkirk y Robinson Crusoe— aseguró que parte de las piezas de porcelana halladas fueron enviadas a Estados Unidos y a Australia para ser sometidas a pruebas de carbono 14 que indiquen su antigüedad.

El alcalde, además, sostuvo que desde que hizo el descubrimiento se lo ve a Keiser "especialmente entusiasmado. La verdad es que su ánimo es contagioso, porque insiste en que está sobre el cargamento que busca hace cinco años".

Bernard Keiser estudió documentos en los Archivos de Indias, en España, que lo llevaron a convencerse de que en la isla Robinson Crusoe había un tesoro escondido. En estos últimos años, además de excavar, se dedicó a descifrar códigos escritos en las paredes de cuevas de la isla.

Aunque ya lleva trabajando en la isla cinco años, hasta ahora el millonario sólo había encontrado objetos casi sin valor: restos de pólvora, balas y algunos huesos. De acuerdo con la legislación de Chile, el 75 por ciento del valor de los tesoros que se encuentren en suelo chileno pertenece al Estado; el restante 25% le corresponde a quien lo descubra.


La historia real de un náufrago

La aventura de Robinson Crusoe se basa en una historia real, la del marinero Alexander Selkirk. A principios del siglo XVIII, el marinero tuvo una discusión con su capitán y éste lo castigó: lo abandonó en una rocosa y deshabitada isla del sur del océano Pacífico. Selkirk se las tuvo que ingeniar para sobrevivir sin más equipaje que un cuchillo, una carabina, una libra de pólvora, un hacha, algo de tabaco y una Biblia.

Selkirk se pasó en esa isla cuatro años y cuatro meses. El 12 de febrero de 1709 fue rescatado por un barco que lo llevó de vuelta a Inglaterra. Allí, su historia empezó a circular de boca en boca.

Ni lento ni perezozo, Daniel Dafoe —periodista desocupado en aquel momento— lo convenció de que le relatara con detalles toda su aventura. Después, escribió su novela "Robinson Crusoe". En la novela, el personaje se pasa 28 años en la isla. Su única compañía era la de Viernes, un indígena de una isla vecina..."

Tomado de: Clarín.

0 Comments:

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un enlace

<< Home

 
IBSN: Internet Blog Serial Number 16-11-1962-06